Samo

Samo

Se llama Samuel Parra. Y es “jarocho”. Porque así se les dice en México a los nacidos en el estado de Veracruz. Todo el mundo, sin embargo, lo conoce por su apodo de Samo. Con sus cuatro letras y con todas sus luces.

Inquieto y esencial, desde el año 2004 Samo es parte básica de la columna vertebral de Camila, donde suma fuerza y talento escribiendo y cantando en equipo con sus compañeros Mario y Pablo.

Samo tiene la imagen característica de un joven de nuestro tiempo que sueña, trabaja y persevera, logrando un avance que la propia revista Billboard califica como “un raro ejemplo de paciencia y fe” en su propuesta, una causa en que Camila ha tenido el constante apoyo de su disquera, Sony BMG, y de su editorial y compañía de representaciones, Westwood Entertainment.

“Hacer una canción es desahogar el alma”, afirma Samo, quien acaba de afiliarse con SESAC Latina en su faceta de compositor.

“Es muy chistoso que una agrupación de tres hombres tenga un nombre femenino”, reflexiona. Pero, en realidad, Camila significa “cerca de Dios” y es un nombre de éxito, ya que está arrasando en Estados Unidos, encumbrándose al primer lugar en ventas; y en Latinoamérica, con cifras que superan holgadamente el medio millón de discos vendidos de su álbum/debut titulado “Todo Cambió”.

Lo insólito es que el CD salió en mayo del 2006 y la consagración se concreta más de un año después.
Premonitorio, el título de “Todo Cambió” ha sido de certero impacto. Porque aunque al comienzo parecía que nada iba a pasar, con el tiempo transcurrido y la constancia “todo ha cambiado” en la ruta vital de este brillante cantante y autor, quien co-escribió tres de las canciones que se incluyen en el CD: "Sin Tu Amor", "Perderte De Nuevo" y "Me Bastó".

“Nací en Veracruz. Crecí en una familia muy grande.
Somos siete hermanos y todos cantamos. Esa fue mi base fundamental. Canté varios años en el coro de la iglesia. Fue mi escuela”, dice Samo, quien, después de participar en el festival Valores Juveniles, trabajó haciendo coros con famosos solistas, entre ellos Alejandra Guzmán y Reyli, que fueron algunos de los “maestros” en su carrera profesional.

Ésta ahora comprende actuaciones en Estados Unidos, con shows en Los Angeles y en Las Vegas, un ‘sold out’ en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México y giras por América del Sur.

Comentando todo lo bueno que le ha pasado, incluyendo su afiliación con SESAC Latina, Samo resume: “La vida no se equivoca; el destino, tampoco. Me ha puesto en un camino seguro donde he aprendido mucho. No me arrepiento absolutamente de nada de lo que he vivido.
Cuando se ama esta carrera se toma con aciertos y desaciertos y, por eso, se disfruta al máximo, sobre todo cuando subo a un escenario y veo que la gente canta lo que hemos escrito. Es impresionante. Eso no lo cambio por nada”.
 






Regístrese ahora para recibir noticias de SESAC Latina!




La organización de derechos de ejecución pública más innovadora y de mayor crecimiento en Estados Unidos y Puerto Rico.