Published: 1/28/2013

Bookmark and Share

Fonseca crea exitoso álbum que lo ha puesto en competencia para el Grammy

 
Una Paz cargada de ‘Ilusión’

 Cuando Juan Fernando Fonseca se encontraba trabajando en las composiciones de “Ilusión”, que es hasta el momento su álbum más reciente, su mujer le informó que se encontraba embarazada, y durante el proceso de producción, nació quien es ahora su primer descendiente. El nombre de la niña es Paz.

“Mi esposa y yo decidimos llamarla así por el sonido que tenía [esa palabra], pero es evidente que tiene un significado muy especial por el lugar de donde vengo”, le cuenta el cantautor colombiano a ¡BRAVO! “Lo cierto es que ser padre por primera vez es un hecho que marca todo en tu vida, desde lo familiar hasta lo profesional”.

Cuando dice que el nombre de la pequeña es importante lo hace debido a que su país se encuentra ahora mismo en una búsqueda concreta de pacificación que no se había insinuado en años anteriores. “Todos los colombianos estamos con los dedos cruzados para que este proceso sea exitoso”, comenta el músico. “Creo mucho en [Juan Manuel] Santos y me parece que ha sido un gran presidente, ya que tomó una determinación muy importante al sentarse a la mesa con las FARC y el ELN para arrancar un proceso que no se dará de la noche a la mañana, porque necesita de mucha reconciliación, pero que necesitaba ser al menos iniciado”.

De todos modos, Fonseca nunca ha hecho realmente activismo político a través de sus canciones, y no es probable que empiece a hacerlo ahora que vive en Miami (se estableció allí en abril del 2012). Pero lo que sí parece muy motivado a hacer es la exploración de vertientes musicales novedosas, como lo ha probado en “Ilusión”, que se encuentra actualmente nominado al Grammy anglosajón, y que se llevó ya el Grammy Latino el año pasado dentro de una categoría llamada Mejor Álbum Tropical Fusión.

“Es una categoría que me encantó, porque este es un disco que fue diseñado justamente de ese modo, ya que grabé una parte del mismo en Nueva York con [el productor] Andrés Levin”, recuerda. “A mí me gustan muchos géneros musicales, y cada vez me gustan más”.

Musicalmente, la placa se aleja frecuentemente del rubro habitual de Fonseca para zambullirse en aguas de la electrónica, el pop rock y hasta el soul. “La gente conoce mi música mayormente por el lado del acordeón, pero si en el momento se me antoja hacer algo con una onda distinta, lo hago”, precisa. “Lo más importante es divertirme al crear y al grabar; creo que ese es el aspecto más importante de la música”.

Durante su estancia en la urbe de los rascacielos para darle vida al que es hasta el momento el trabajo más ecléctico de su carrera, Fonseca contó con la colaboración de algunos músicos de la zona -incluyendo a Didi Gutman, de la banda alternativa Brazilian Girls-, lo que le permitió expandir su paleta habitual.

No hay que olvidar que el mismo colombiano formó parte de varias bandas de rock antes de iniciar su trayectoria como solista, aunque lo compartió siempre con ese espectro folklórico local que le llamaba igualmente la atención. “Al final, me fui yendo por ese lado, pero parece que ahora estoy regresando de algún modo [al rock]”, reflexiona.  

La celebrada placa tiene también influencia mexicana en el tema “Prometo”, que suena a guapango, como lo reconoce el mismo artista. “Inicialmente era un corte típico de mi país que hizo una amiga de los llanos, pero como era parecida a una ranchera, llamé al Mariachi de Ricardo Torres [de Colombia] para que la grabara conmigo”, precisa.

Antes de esto, la conexión directa de Fonseca con la música mexicana se había manifestado únicamente en “Aires”, una pieza que compuso para el disco “Viento a favor” de Alejandro Fernández. “Pero siempre me ha gustado cantar rancheras y me ha interesado el rock que se hace por allá”, detalla.

Ahora mismo, el colombiano se alista para su siguiente producción, que acentuará el lado experimental iniciado en “Ilusión”. “Quiero llevar el lado electrónico más allá, y voy a meter incluso algo de funk con teclados, al estilo antiguo”, adelanta. “Además, en Colombia hay una isla llamada San Andrés que tiene un tipo de calipso muy propio; quiero ir a grabar con una banda de allí”.
Eso no quiere decir que abandonará el vallenato. “Uno va descubriendo canciones antiguas que merecen ser revalidadas”, precisa. “Así se va armando la cosa, a punta de ‘feeling’”.

COMPETENCIA ENTRE AMIGOS

Dentro de la categoría de Mejor Album de Pop Latino en la que compite con su disco “Ilusión”, Fonseca se encuentra cara a cara con un dúo mexicano que, curiosamente, lo ayudó en la grabación de uno de los temas de su propia producción; se trata de Jese & Joy.

Pero el colombiano asegura que tenerlos también en la lucha es algo positivo. “Fue una buena noticia, porque los quiero mucho. El día que supimos de la nominación, al poco rato, nos mandamos mensajes de Twitter felicitándonos, porque siento de corazón que a ellos les alegra lo que a mí me pasa y a mí me alegra demasiado lo que les está pasando a ellos en este momento”, señala.

El sudamericano recuerda que durante el Grammy Latino tuvo la oportunidad de entregarle a los hermanos uno de los cinco premios que ganaron. “Son grandes personas y unos músicos increíbles; la voz de Joy es la voz latina del momento, porque abre la boca e hipnotiza”, se emociona. “También me alegraría que ganara Juanes, cuya carrera admiro mucho; pero, obviamente, preferería que el ganador fuera yo”.

 






Regístrese ahora para recibir noticias de SESAC Latina!




La organización de derechos de ejecución pública más innovadora y de mayor crecimiento en Estados Unidos y Puerto Rico.